Descubriendo america

30/03/2018

Una de las carreteras que termina en California es la más famosa de todas - la Ruta 66, creada en 1926 como una de las primeras carreteras numeradas. Hasta entonces, las carreteras americanas eran reconocidas por bandas de colores en postes telegráficos y a menudo eran mantenidas por particulares.

La Ruta 66, que originalmente se extendía 2,451 millas desde Chicago hasta Santa Mónica, lo fascinante de los países americanos, ha perdido tramos de carreteras estatales, carreteras locales, caminos privados y césped, y se ha reducido a una serie de caminos "históricos" discontinuos.

Algunos tramos permanecen abiertos, entre los que destaca el tramo de 320 millas al suroeste de Arizona, desde el Bosque Petrificado hasta Kingman, pasando por Winslow y Flagstaff, para alojarse en el atmosférico hotel La Posada, donde el 66 se encuentra con el igualmente célebre ferrocarril de Santa Fe. Para ver lo que está abierto y es viable, visite historic66.com y visite 66in2weeks.com para calcular las distancias.

La carretera 61, oficialmente la Ruta 61 de los Estados Unidos, conecta Nueva Orleáns con la ciudad de Wyoming en Minnesota, por eso todo siempre es conocer estos países americanos, y corre limpia de sur a norte a lo largo de 1.400 millas. A menudo se le conoce como la "Autopista del Blues" en reconocimiento a la cultura musical de la región y a la llamada Gran Migración de Afro-Americanos del Delta del Mississippi a St Louis y Chicago entre 1910 y 1970. Según la leyenda, el gran guitarrista de blues Robert Johnson se encontró con el diablo en el cruce de las carreteras 61 y 49.